Cursillo Atlanta

Bienvenido a la página del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Atlanta (MCCA) en español, tu fuente principal de información acerca de las actividades del Movimiento en nuestra Arquidiócesis.

CONDOLENCIAS

A nuestros hermanos Nilsa y Rafael Cintrón por la muerte de la mamá de Nilsa. Qué el Señor les de su paz y resignación en estos momentos difíciles.

ORACION

Por nuestro hermano Benigno Martínez, de St. Michael the Archangel, que ha estado en tratamientos de quimioterapia por un tumor en el cerebro. Que el Señor pase su mano sanadora y se restablezca pronto

MARQUE EN SU CALENDARIO

  • Sábado 4 de febrero: Ordenación Diaconal. Catedral Christ the King, 10:30 am
  • Jueves 16 de febrero: Cursillo # 56 de hombres. King’s Retreat, 7:00 pm.
  • Jueves 16 de febrero: Hora Apostólica en apoyo al Fin de Semana # 56, 7:00 pm.
  • Jueves 23 de febrero: Cursillo # 49 de mujeres. King’s Retreat, 7:00 pm.
  • Jueves 23 de febrero: Hora Apostólica en apoyo al Fin de Semana # 49, 7:00 pm.
  • Viernes-sábado 21-22 de abril: Encuentro Regional de Primavera. Sacred Heart of Jesus Church, 205 3rd. Avenue, SE; Cullman Alabama.

ULTREYAS PARROQUIALES ESTA SEMANA

  • Viernes 27 de enero: St. Oliver Plunkett, Snellville; 7:30 pm.
  • Viernes 27 de enero: St. Lawrence, Lawrenceville; 7:00 pm.
  • Viernes 27 de enero: Christ Our King and Savior, Greensboro; 7:00 pm.
  • Sábado 28 de enero: St. George, Newnan; 7:00 pm.
  • Sábado 28 de enero: St. Michael the Archangel, Woodstock; 7:00 pm.
  • Lunes 30 de enero: Divino Niño Jesús, Duluth; 7:00 pm.

PALANCA

Por todos los hermanos, hermanas y familiares fallecidos en esta semana.
Por todos los hermanos, hermanas y familiares que están enfermos.
Por todos los hermanos encarcelados.
Por todos los hermanos y hermanas que necesitan oración.
Por todos los hermanos y hermanas que enfrentan problemas de inmigración y/o deportación.
Por el Movimiento de Cursillos de Cristiandad en Atlanta.
Por las Ultreyas Parroquiales de ésta semana.
Por todos los hermanos desempleados.
Por las intenciones particulares de todos nuestros hermanos y hermanas.
Por la arquidiócesis de Atlanta, y sus los sacerdotes, religiosos y religiosas,  diáconos, y las vocaciones.
Por todos los cursillos que comienzan esta semana en el mundo.

ESCUELA

“Aspectos a considerar para ser un Servidor” fue el tema que nos compartió nuestra hermana Corina Chacón Rectora del Cursillo numero 49; ella asiste a la parroquia de Saint Lawrence e inicio compartiéndonos la lectura de San Juan 13: 1 – 17

“Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que le había llegado la hora de salir de este mundo para ir al Padre, como había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el extremo.

Estaban comiendo la cena y el diablo ya había depositado en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle. Jesús, por su parte, sabía que el Padre había puesto todas las cosas en sus manos y que había salido de Dios y que a Dios volvía. Entonces se levantó de la mesa, se quitó el manto y se ató una toalla a la cintura. Echó agua en un recipiente y se puso a lavar los pies de los discípulos; y luego se los secaba con la toalla que se había atado.

Cuando llegó a Simón Pedro, éste le dijo: « ¿Tú, Señor, me vas a lavar los pies a mí?» Jesús le contestó: «Tú no puedes comprender ahora lo que estoy haciendo. Lo comprenderás más tarde.» Pedro replicó: «Jamás me lavarás los pies.» Jesús le respondió: «Si no te lavo, no podrás tener parte conmigo.» Entonces Pedro le dijo: «Señor, lávame no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.» Jesús le dijo: «El que se ha bañado, está completamente limpio y le basta lavarse los pies. Y ustedes están limpios, aunque no todos.» Jesús sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: «No todos ustedes están limpios.» Cuando terminó de lavarles los pies, se puso de nuevo el manto, volvió a la mesa y les dijo: « ¿Comprenden lo que he hecho con ustedes? Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy.

Pues si yo, siendo el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros. Yo les he dado ejemplo, y ustedes deben hacer como he hecho yo. En verdad les digo: El servidor no es más que su patrón y el enviado no es más que el que lo envía. Pues bien, ustedes ya saben estas cosas: felices si las ponen en práctica.”

Siete fueron los aspectos que nos compartió y son: El Ambiente, La Obediencia, La Humildad, La Grandeza, El Dolor, La Misión y La Liberación.

Fue comentando cada uno de ellos y sobre el Ambiente decía que el servidor debe tomar en cuenta el ambiente en el que va a participar, especialmente su ambiente interior. Muchos son los servidores que cuando se reúnen tienen una gran voluntad de servicio, pero no hay ambiente que lo favorezca, no se sienten en familia, se toleran pero no se aman. Muchos son los equipos que se percibe un ambiente tenso, como de hielo desde que uno entra a su lugar de reunión no hay calidez.

En un ambiente adecuado puedes dar el 100 % de calidad, pero hay servidores que no acaban de dar todo lo bueno que tienen, simplemente porque el ambiente no se lo permite.

Con respecto a la Obediencia dijo: que en la actualidad obedecer es una palabra que poco se comprende pues nadie quiere obedecer, preferimos mandar, tener el poder, estar por encima de los otros; todos los que quieren ser servidores deben tener la capacidad de reconocer que siempre va a haber por arriba de ellos, con autoridad.

Recuerden que tener autoridad significa mayor responsabilidad de convertirse en  siervos de los servidores imitando al Maestro pues Jesús nos demuestra cómo se es obediente al estilo de Dios.

La Humildad: Ser humilde es difícil, sobre todo cuando no estamos acostumbrados a reconocer lo bueno que somos o lo bueno que tenemos y solo nos fijamos en nuestros errores.

Imaginemos que la humildad es una balanza en un lado ponemos las cualidades, y en el otro lado nuestros defectos si mantenemos esto en un auténtico equilibrio seremos auténticamente humildes. La humildad siempre le permite al servidor avanzar con paso firme y tener la certeza de que Dios hace sus obras contando siempre con él en él y para él.

Reconócete a ti mismo como un buen servidor pero no pierdas de vista tu fragilidad. La humildad es un buen antídoto contra la envidia.

La Grandeza; la grandeza que Dios nos propone no se mide por nuestras habilidades o talentos recibidos, sino por lo que hagamos con ellos; ser grandes es ser pequeño, no se entiende de primera mano, tenemos la invitación a sacar de nuestro interior lo mejor y servir con ellos a nuestros hermanos.

El Dolor; Martin Valverde escribe en una canción “hay como duele ser humilde”, y la Madre Teresa de Calcuta decía: “dar hasta que duela”.

Encontrar la cura definitiva contra el dolo es lo que se anhela, Eso de cargar la cruz y del sacrificio es incomprensible, eso de dar hasta que duela. De ahí es que no nos gusta saber que para resucitar tenemos que pasar por el vienes santo.

La Misión; el servicio es una misión, es un envió, es una orden, solo el que manda con amor merece ser servido con fidelidad y “el que no vive para servir no sirve para vivir” es una condición clara para alcanzar la felicidad.

El resultado del servicio autentico trae como premio la paz, y la paz como consecuencia acarrea la felicidad; nada de lo que hemos recibido como don, nos ha sido dado para que permanezca oculto. Solo el que sirve cumple con la misión encomendada.

La Liberación: Para servir se debe uno de despojar de lo que le impida servir libremente. Debe tener en cuenta la capacidad de discernir el momento oportuno parta dejar a un lado sus prejuicios y ataduras, o todo aquello que no le permita servir generosamente, son todo su ser y capacidades, debe romper con cualquier cadena que no le permita actuar libremente.

Hay que liberarnos y servir a Dios porque en la medida que sirvamos a otros experimentaremos el gozo de la libertad el gozo que da el saberse hijo de Dios.

Los servidores verdaderos son fieles a su ministerio. Terminan las tareas, cumplen con su responsabilidad, mantienen sus promesas y completan sus compromisos. No dejan el trabajo a medias, ni lo abandonan cuando se desaniman. Son dignos de confianza y responsables. Los verdaderos servidores no se promueven ni llaman la atención, si se les reconoce por su servicio lo aceptan con humildad. Los verdaderos servidores no sirven para la aprobación o el aplauso de los otros. Viven para ser famosos solo para Dios.

Al lavar Jesús los pies a los apóstoles se dispone a servirlos, Jesús obedece al Padre y cumple su Voluntad, Jesús en su humildad hace lo que tiene que hacer, se pone de rodillas y se inclina delante de ellos, Jesús sabe que lo van a entregar, sirve y da hasta que duela; y nos dice “le he dado ejemplo para que hagan lo mismo que yo” y Jesús no dejo de ser quien era al quitarse el manto.

Estamos llamados a servir al ejemplo de Jesús, así que demos y demos con mucho amor sabiendo que Dios está de nuestro lado.

Gracias a Corina por compartir con nosotros este tema

¡¡¡¡Con un abrazo en Cristo y De Colores!!!!

San Pablo Apóstol, ruega por nosotros

Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Atlanta (MCCA)
mccatl@cursilloatlanta.org
www.cursilloatlanta.org

Sobre la Escuela de Dirigentes

  • La Escuela de Dirigentes se reune todos los jueves.  Comenzamos con la Santa Misa a las 7:00 PM y continuamos con el tema del día.

Misión Nuestra Señora de las Américas
4603 Lawrenceville Hwy
Lilburn, GA 30047
Teléfono: 770-717-1517

  • Cómo llegar a la Misión:

Desde el norte via I-85 se llega tomando la Beaver Ruin Rd (salida 102). En la salida gire a la Izquierda y proceda alrededor de tres millas hasta Lawrenceville Hwy (US-29). Gire a la derecha en Lawrenceville Hwy. La Misión está a su mano derecha alrededor de una milla adelante.

Si viene desde el sur via I–85, tome la salida de la Indian Trail Lilburn Rd. (salida 101), gire a la derecha y proceda alrededor de tres millas hasta Lawrenceville Hwy (US-29). Gire a la izquierda y la Misión estará a mano izquierda como a un cuarto de milla.

  • Los esperamos a todos y por favor infórmenles a las personas que no poseen servicio de Internet.
  • Si usted actualmente no está recibiendo correspondencia electrónica de nosotros y quiere que su dirección de email sea añadida a nuestra lista de distribución, por favor pulse al final de la página y hagáznola llegar.